Local Current Blog

“The Palabras Project” presenta hip-hop, flamenco en el teatro Park Square

Other Tiger Productions

Cuando escribo rápidamente en inglés, suelo saber con sentido intuitivo el ritmo de una frase. Aunque el significado de lo que quiero comunicar aún no esté bien realizado, sigo escribiendo la frase. Simplemente pongo, “word?” y luego vuelvo para completar la idea.

Así escribo en inglés. Pero el viernes pasado, cuando fui al teatro Park Square para ver el espectáculo The Palabras Project (por Other Tiger Productions), me pareció más natural tomar apuntes en español. Donde habría escito “word?” en inglés, ponía “palabra?” en su lugar.

La primera vez que escribí “palabra?” esa noche en el teatro, me di cuenta que el título de la obra también incluía este vocablo. Y en ese momento lo que me impresionó fue que “palabra,” como concepto, conllevara significados sin fin. Esta “palabra” es una cosa singular y multitudinaria a la vez.

The Palabras Project, como la palabra epónima, sí aprovechó la oportunidad para ser muchas cosas. Fue una obra de teatro, una fiesta, un espectáculo de flamenco, un paseo interactivo, e incluso un tiempo de luto. También fue bilingüe, presentándole al público una historia con estratos de lenguaje y cultura. No obstante, la presentación de la narrativa fue un desafío; debido a una estructura inconexa, a la obra le faltó una claridad crucial.

Según el programa, The Palabras Project tiene su base en una obra de teatro por Federico García Lorca, Bodas de sangre. Lorca, el famoso granadino y miembro de la Generación del 27, la escribió en 1932, justo antes de la Guerra Civil Española y el comienzo de la dictadura franquista. Yo ya había leído la poesía de Lorca antes de ver The Palabras Project, pero nunca había leído ni visto Bodas de sangre.

Cuando llegué al teatro, entré al escenario Andy Boss, y me senté en una butaca. Pero después de un prólogo donde se intentó contar la historia de Bodas — en lo cual un novio descubre la infidelidad de su prometida y luego mata a su rival, Leonardo — un hombre que se llamaba José entró al escenario, y nos pidió abandonar las butacas. Esto también había sido planeado; unos “guías espirituales” nos organizaron en varios grupos, y nos dijeron que la noche sería una experiencia interactiva. Íbamos a caminar.

Entonces, fuimos de forma rotativa por una serie de salas y escenarios (y, una vez, un pasillo), donde vimos escenas breves y fragmentos de baile, todos con raíces en Bodas de sangre. Me pareció que estara en una procesión de Semana Santa, y la resonancia cultural me encantó. Sin embargo, el camino complicó y a veces impidió la narrativa debido a la fragmentación.

Un plano de “The Palabras Project”

Varios actores representaron los personajes de la obra, pero desgraciadamente, los papeles no eran muy claros. Durante la penúltima instalación — por fin — me di cuenta de que la mantilla servía para señalar el papel de la novia, y luego, comprendí mejor la historia.

Un fragmento destacado para mí fue el baile de Susana di Palma (una de los fundadores de Zorongo Flamenco Dance Theatre en Minneapolis) y dos otras bailaoras en una sala bastante amplia; bailaron un flamenco evocativo y precioso. Di Palma desempeñó el papel grave y majestuoso de “the Mother of Muerte,” vestida de mantilla negra; cuando entramos, nos sirvió una torta de boda, y luego comenzó a bailar. El baile fue fuerte y exquisito, tratando los temas de la luna y la muerte con una sensibilidad de plata brillante.

Maria Isa, la extraordinaria rapera, presentó música de su nuevo proyecto, Blood Wedding: The Soundtrack. Escribió las cinco canciones después de leer Bodas de sangre, y desempeñó dos papeles (Rosa, una cantante en la fiesta de la boda, y la novia en Bodas).

En la casa de José, honramos el cadáver de Leonardo, y vimos su historia representada por tres personas. Al final, José nos agradeció nuestro tiempo. Nos explicó que Leonardo se merecía nuestros diez minutos, aunque no fue un hombre magnífico ni heroico. “Todos nos merecemos diez minutos, ¿eh?” José nos preguntó.

Other Tiger Productions, una nueva compañía fundada por Ricardo Vásquez y Jessica Huang, ha manifestado su deseo de hacer teatro creativo y poco común, y sin duda lo lograron el viernes. La yuxtaposición del baile y las escenas de teatros, mas la música y otros tipos de arte, fue maravillosa. Pero me pareció que The Palabras Project enfatizó la forma de la obra (el camino interactivo) en lugar de la historia. Perdió el hilo narrativo—o precisamente, no lo estableció durante el prólogo. Más claridad ayudaría a alumbrar la belleza del arte.